domingo, 3 de julio de 2011

Cuerpos con silicona líquida

Silicona líquida es lo que muchas travestis se inyectan para cambiar su físico y tener el cuerpo de una mujer.

Sol, de 25 años, siempre quiso tener senos y unos voluptuosos glúteos que le hagan ver atractiva y “sensual”.

Tras inyectarse silicona líquida, la joven pudo alcanzar el sueño de tener unos senos voluminosos y firmes. Sin embargo, el deseo de aumentarse los glúteos quedó truncado porque descubrió que el material que se había inyectado, inicialmente en los pechos, era un peligro para su salud.

Recuerda que cuando tenía 20 años, un travesti, que vino de la Argentina para vender este producto, le convenció que la silicona líquida era la alternativa ideal para tener unos senos hermosos.

Para hacerlo, le colocó unas ligas muy ajustadas en la parte del pecho, con el fin de que el líquido, que es una especie de aceite, no circule por todo su cuerpo.

Dos horas después de haberle colocado la silicona líquida, la persona que le hizo la aplicación se retiro del lugar y nunca más volvió a ver a Sol.

“El dolor que sentí luego de la aplicación era muy intenso. A pesar de las molestias, tuve que salir a trabajar porque tenía cuentas que pagar”, comenta.

Al poco tiempo de la aplicación, Sol identificó que tenía una herida en el pecho derecho con un gran moretón, por lo que acudió al médico para tratar de buscar una solución.

Luego de toda esa experiencia y los dolores que tuvo que pasar, la travesti desistió aumentarse los glúteos. 

“Me arrepiento de haber arriesgado mi vida. Si hubiera sabido por lo que iba a pasar, nunca me hubiera hecho ese tratamiento”, dijo.

EL NEGOCIO

Por falta de recursos e información, la mayor parte de la población travesti recurre a la silicona líquida para darle a su cuerpo la silueta de una figura femenina.

El negocio de la venta de la silicona se realiza en el mismo círculo de los travestis, que lucran con la desesperación de otros que ansían verse como mujeres.

En Bolivia al igual que en varios países del mundo, este tipo de población se deja engañar por quienes dicen ser sus amigas y les ofrecen hacerles crecer el tamaño del pecho y los glúteos a precios económicos.

La silicona líquida es ingresada al país desde la Argentina.

Hasta hace unos meses, el líquido de silicona en ese país tenía un precio de 30 dólares el litro. Sin embargo cuando éste ingresa a Bolivia, el precio puede subir hasta diez veces más, es decir 300 dólares. A esto se suma el costo de la aplicación que puede ser de hasta 200 dólares.

La dirección para conseguir el líquido y la aplicación es siempre la misma. Las personas que ya se hicieron el tratamiento dan la recomendación a las que recién ingresan en el mundo travesti.

Las fiestas y acontecimientos sociales son ideales para contactar a estas personas y hacer el procedimiento. Lo peor de todo es que hacen esta práctica de forma ilegal y sin los cuidados mínimos.

Sol contó que cuando le aplicaron la silicona, la persona lo hizo sin ninguna precaución de higiene.

“Tomó la jeringa y me puso la inyección. Parecía que todo lo que estaba usando estaba sucio”, señaló.

COMPLICACIONES

Y MUERTE

De una u otra forma, todos los travestis que se han colocado silicona líquida han tenido y tienen complicaciones en su salud.

Aunque no se tiene un numero exacto, varias mujeres murieron en el país a causa de la silicona líquida, según la Union de Travestis de Cochabamba y la Organización de Travestis y Transexuales Femeninas de Bolivia (Trébol).

La representante de la Union de Travestis de Cochabamba, Rayza Torriani manifesta que varias travestis en Bolivia murieron a causa de la circulación de la silicona líquida en su cuerpo.

Una vez inyectada la silicona puede provocar la muerte, desfigurar la parte del cuerpo donde se la inyectó o provocar otros problemas de salud a largo plazo.

La causa de muerte inmediata y más frecuente es la embolia pulmonar.

Esta complicación se produce porque la silicona es inyectada en una vena. De esta manera, el líquido llega a las arterias donde se obstruye y provoca una embolia pulmonar.

La persona que se coloca la silicona y que pueden sufrir una embolia pulmonar, siente de inmediato picazón, mareos y dificultades respiratorias.

Además de la embolia pulmonar, la silicona líquida también puede ocasionar desplazamientos y grumos de la sustancia, que deforma los tobillos y el rostro.

También puede provocar acorchamiento de la piel y la muerte del tejido, quistes y ulceraciones.

Es importante recordar que una vez que la silicona es colocada en el cuerpo, extraerla es casi imposible.

La comunidad travesti y transgénero ha buscado especialistas para informarse acerca de las posibilidades de extraer la silicona líquida, pero hasta la fecha no existe ningún procedimiento que pueda hacerlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada